¿De que platicaremos en esencia?

La reencarnación y el tema de vidas pasadas no puede probarse científicamente, pero ¿significa eso que no existen y no son reales?. La respuesta es NO. Son reales para las personas que han tenido una experiencia cercana a la muerte. Son reales para los niños que recuerdan quienes han sido antes de nacer. Son reales para las personas que experimentan una terapia espiritual o de vida entre vidas. 

Para ellos que lo han experimentado, el saber con certeza, que el alma no muere con la muerte y que va al cielo siempre, es reconfortante.  La vida entre vidas es el periodo en que todas las almas están en el cielo antes de volver a renacer.

Y durante este tiempo, acompañados de nuestros guías espirituales y nuestros seres queridos (como almas también)  descansamos, nos recargamos de energía, revisamos nuestra última vida pasada y planeamos nuestra siguiente vida.

Definimos con claridad los propósitos que tendremos para nuestra vida humana siguiente. Planeamos nuestra vida humana para que nuestra alma siga aprendiendo, evolucionando, siendo mejor y con esto se asemeje mas a Dios o la energía universal.

Planeamos con cuidado los retos que tendremos para vivir las experiencias que nos enseñen lo que queremos aprender. Por eso se dice que todo reto por difícil que sea tiene un aprendizaje 

Y lo mejor es que todo esto lo podemos recordar en esta vida y con eso integrar esa información a nuestra vida

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now